El Yoga y Yo

Yoga…. hace más de 11 años que practico yoga, y desde mi primera clase, supe que iba a ser amor a primera vista.

Gracias al yoga, mi vida cambió. No es que mi vida fuera miserable antes de mi práctica, ni mucho menos, pero a través del yoga, empecé a comprender muchas cosas, a ver muchas otras desde un punto de vista diferente, y sobre todo a tomarme la vida de una manera bastante más tranquila y relajada. Y luego, ya mayorcita, yo pensaba que ojalá se hubiera cruzado el yoga en mi vida mucho antes…me hubiera ahorrado muchos disgustos, sobretodo en la bendita adolescencia…

Y ahora que yo soy profesora de yoga y tengo las herramientas, porqué no usarlas en entregar algo tan valioso a los pequeños, así los niños no tendrán que esperar a ser adultos para aprender tan buenos “trucos”, y de esta manera se van a ahorrar muchos malos ratos, y nosotros también, claro ¡!

Llevamos a nuestros hijos a la escuela, a que aprendan mates, letras, idiomas….pero a veces nos olvidamos de lo básico, que aprendan a respetarse a ellos mismos, y a quererse, para después poder respetar a los demás, que sepan comprender sus sentimientos y ver de donde vienen, y muchas otras cosas que el yoga te enseña.

En verdad son trucos para toda la vida, así que yo como madre, es una práctica que espero que mi pequeño aprenda con ilusión, y haga uso de ella durante toda su vida.

Por él y por todos los niños del mundo, que son puros y adorables, les enseño yoga con todo mi amor.

María